Una de las presuposiciones básicas de la PNL dice: “El mapa NO es el territorio”. Entendemos territorio como “la realidad” lo que “es”, y como mapa nuestra percepción de esa realidad.

La RAE define tres significados para el término realidad:

  1. Existencia real y efectiva de algo.
  2. Verdad, lo que ocurre verdaderamente.
  3. Lo que es efectivo o tiene valor práctico, en contraposición con lo fantástico e ilusorio.

Así podemos definir el concepto de realidad como aquello que consideramos como verdadero.

La percepción es lo que interpretamos a través de la información que obtenemos mediante los sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto.

A través de nuestro sistema sensorial nos llegan los estímulos del exterior. Dicha información es enviada al cerebro que la analiza y la interpreta de forma que todo tenga un sentido lógico, basándose, entre otras cosas, en nuestras experiencias.

Hay que tener en cuenta que no siempre la información que llega hasta el cerebro es un reflejo fiable de la realidad, puede estar distorsionada en su origen. Las ilusiones ópticas son un ejemplo claro de que muchas veces los sentidos nos engañan, aunque estos engaños nos son voluntarios y varían dependiendo de la persona.

También se forman ilusiones con nuestros otros sentidos, así existen ilusiones olfativas, táctiles, gustativas e incluso auditivas. Sin embargo la vista nos aporta cerca de un ochenta por ciento de la información que llega hasta nuestro cerebro, de ahí que sean las más frecuentes.

Existen básicamente dos tipos de ilusiones ópticas:

  • Ilusiones cognitivas, se producen cuando nuestro cerebro interpreta de forma errónea la información que le envían nuestros ojos. Entonces se producen errores en proporciones, dimensiones o perspectivas de lo que vemos.
  • Ilusiones fisiológicas, se producen cuando nuestra retina sufre una “sobreexcitación” por recibir demasiada luz, brillo, color o por tener la vista fijada demasiado tiempo en un objeto, la imagen queda entonces impresa en nuestra retina.

Y claro, cuando percibimos algo, lo olemos, lo oímos, lo saboreamos, lo tocamos, lo vemos, lo sentimos… generamos nuestros propios estados internos.

Te dejamos unos videos con más información y con algunas ilusiones ópticas.