Muchas personas viven su vida dando vueltas en círculos. En su vida se producen cambios, ya que el cambio es inherente a la vida, pero estas personas una y otra vez tropiezan con las mismas piedras…

Ya lo dice el refrán: El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”.

Hay un punto en el que puedes incidir y “romper ese círculo” para transformarlo en una espiral, una espiral de crecimiento, que en ese movimiento circular nos asegura que estamos evolucionando como personas.

Sin embargo para llegar a ese punto es necesario tomar conciencia de que estamos repitiendo patrones, de que las experiencias se repiten en nuestra vida de forma cíclica, de que tropezamos una y otra vez con esa piedra… Quizás esa toma de conciencia provenga de una charla con un amigo, de una valla publicitaria, un mensaje en el teléfono móvil. La forma en que llega a nosotros no tiene importancia, siempre y cuando en un instante se produzca ese clic, esa toma de conciencia, quizás instantánea, que nos empuja a buscar las herramientas que necesitamos para empezar a subir la escalera en espiral hacia nuestras metas.

Todos cometemos errores, somos seres humanos. Incluso podría decirse que es bueno cometer muchos errores, aunque con la premisa de que cada vez sean errores distintos. Eso significa que hemos aprendido. De hecho una de las presuposiciones de la PNL dice: “No existe el fracaso, es información”.

Para renovarnos y movernos en esa espiral ascendente, en esa espiral de crecimiento, es necesario que aprendamos constantemente, nuevas herramientas, nuevos recursos, nuevas formas de proceder. De forma que el proceso continuado sea aprender, comprometerse y luego actuar. Uno solo de estos tres elementos no es suficiente para poder romper el círculo y ascender, son necesarios los tres. Repitiendo de forma continuada estos tres componentes lograremos mantenernos constantemente en la espiral de crecimiento.

Además para continuar en esa espiral es necesario plantearse objetivos constantemente, ya que estos nos permitirán saber qué recursos necesitamos, que es lo que debemos aprender, en que área debemos aprenderlo y ponerse manos a la obra. Recuerda que:

Un objetivo sin una fecha es sólo un sueño”.

Milton H. Erickson

Estudiando PNL, aprenderás cuales son las claves para romper con esos patrones insatisfactorios que se repiten una y otra vez. De forma experiencial, sin grandes y elaboradas teorías, de una forma práctica y eficaz. Esto te dará una mayor consciencia de la realidad y un conjunto de herramientas para crear nuevas alternativas de conducta que aumenten tu eficacia y te ayuden a alcanzar un mayor bienestar personal.

También aprenderás acerca de cómo se generan tus emociones y como gestionarlas para adquirir un mayor desarrollo de tu Inteligencia Emocional.

Además podrás utilizar estas herramientas para ayudar a otras personas, reforzar los lazos que os unen y aportarles recursos valiosos para su evolución personal.