Atención consciente y ansiedad

Según Judson Brewer: «No se puede salir de la ansiedad de una manera racional.»

Este profesor en Brown e investigador del MIT, director de Investigación e Innovación del Mindfulness Center y profesor asociado de Ciencias Sociales y del Comportamiento en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown e investigador afiliado del Massachusetts Institute of Technology (MIT), lleva más de 20 años estudiando cómo funciona el cerebro y los mecanismos que nos llevan al bucle de la ansiedad, por lo que cuanto más nos preocupamos más ansiedad sufrimos y cuanto más ansiedad sufrimos más nos preocupamos, cosa que acaba convirtiéndose en un hábito.

Todos sentimos ansiedad. Nos hace humanos. El problema es cuánto te dura y con qué frecuencia la sufres.

En el libro Deshacer la ansiedad (Paidós), donde expone cómo abordar esta ansiedad, Judson Brewer explica cómo erradicar la ansiedad utilizando técnicas basadas en las últimas investigaciones sobre el cerebro y pequeños trucos al alcance de cualquiera.

Pensamos en la ansiedad como en un todo, desde una inquietud leve hasta el ataque de pánico en toda regla. Pero la ansiedad es la que impulsa los comportamientos adictivos y los malos hábitos en los que caemos cotidianamente para combatirla como, por ejemplo, comprar compulsivamente, comer por estrés, procrastinar, es decir, posponer las actividades, o sumergirnos en las redes sociales…

El Dr. Brewer nos enseña a conocer nuestro cerebro para descubrir los factores desencadenantes de nuestra ansiedad, a desactivarlos con la práctica simple pero poderosa de la conciencia y de la curiosidad y entrenar nuestros cerebros utilizando la atención plena y otros enfoques que el su laboratorio ha demostrado que funcionan.

Con más de 20 años de investigación y trabajo práctico con miles de pacientes, incluidos atletas y entrenadores olímpicos, y líderes en el gobierno y los negocios, ha creado un programa claro y muy práctico que cualquiera podrá utilizar para sentirse mejor.

Su receta:

introspección, curiosidad y entender cómo se genera la ansiedad por romper lo que, considera, acaba convirtiéndose en un hábito. Uno que, como todos los hábitos, puede modificarse.

La ansiedad puede ser modificada, como cualquier otro hábito

¿Qué hacer para combatirla?

Ante todo, saber que se tiene. Porque mucha gente no es consciente de ello. Los sentimientos que genera la ansiedad pueden ser algo vagos. Por ejemplo, no descansar no es específico de la ansiedad. Pero si empiezas a observar tus propios hábitos o patrones de comportamiento –¿Cuántas veces dejamos cosas para después o entramos en las redes para entrar o nos preocupamos por algo?– puedes ir mirando atrás, rastrear cómo se generan y preguntarte: “ ¿Por qué hago esto?” Hay una sensación de ansiedad y nos ayuda a identificar qué disparó esta conducta.

Y a partir de ahí, conocerse y cambiar dinámicas, porque uno no puede convencerse a sí mismo para salir de él, por muy consciente de que sea de su situación y de cómo se genera.

Segundo, ayudar a entender cómo funciona el sistema de recompensas en nuestro cerebro y lo poco gratificante que es preocuparse.

En tercer lugar, encontrar una alternativa mejor que la preocupación, pero que no sea simplemente distraernos de esa preocupación, porque esto sólo nos distrae, sino algo que nos saque de ese bucle.

La conciencia en sí misma puede ser esa mejor alternativa.

Estás preocupado, te entra ansiedad y te preocupas por la ansiedad. Podemos comparar cómo nos sentimos en ese momento con la curiosidad que nos hace pensar en las sensaciones físicas que nos genera. Y cuando entra esta intriga, esta conciencia nos ayuda a salir del bucle de la preocupación y sentirnos mejor.

Entre la preocupación y la intriga, nuestro cerebro prefiere sin duda la intriga, así que de forma natural empezaremos a avanzar en esta dirección para establecer la curiosidad como el nuevo hábito.

Quizás parece algo obvio, pero Brewer señala que cuando uno está metido en la ansiedad puede resultar difícil verla y entenderla.

Imagínate que oyes un ruido en la habitación de al lado. Entras y es oscura, no sabes lo que pasa.

Pero la curiosidad te hace encender la luz y verla.

Éste es el primer paso, entender cómo funciona el cerebro para poder trabajar.

 

Antoni Lacueva. Biòleg. Professor Didacta PNL / antoni@mindfulness-barcelona.com

Antoni Lacueva
Antoni Lacueva
Profesor Didacta PNL / Coach Certificado / Instructor certificado Mindfulness

Compartir

Ultimos Artículos