La PNL (Programación Neurolingüística) nace a mediados de los años 70, cuando Richard Bandler, terapeuta de la escuela de psicología Gestalt y John Grinderlingüista, empiezan a estudiar qué hace que algunas personas sean capaces de expresar mejor que otras sus pensamientos. 

Comenzamos por lo más sencillo. ¿Es posible intentar explicar qué es la PNL con algunos conceptos sencillos?

La PNL sería como un estudio avanzado de la comunicación humana. Se basa en estudiar la forma de comunicarse , la utilización del lenguaje. El lenguaje está directamente relacionado con el pensamiento, el diálogo interno. Estudiamos como formulamos las creencias que tenemos como seres humanos: el lenguaje está relacionado en como experimentamos y interpretamos el mundo que nos rodea.

¿Todos la hacemos igual, esta interpretación?

No. Un mismo hecho, hay personas que lo pueden interpretar como divertido, arriesgado, estimulante o amenazante. La PNL quiere comprender como procesamos la información, de qué manera buscamos significados a algo que no comprendemos y como esto configura nuestro sistema de creencias y valores. Estas vienen de aquello que hemos experimentado o vivido.

Cuando habla de lenguaje, ¿es el verbal o el no verbal?

El nacimiento de la PNL se basa en el lenguaje verbal. Se estudia qué estructuras o formas utilizan algunas personas que han sido influyentes en la comunicación. Todos influimos a través del lenguaje: es tomar consciencia de como podemos conducir hacia un tipo de pensamiento o otro. Esto fue en un inicio. A partir de aquí, la PNL empieza a profundizar en el conocimiento de la conducta humana, de las motivaciones más profundas, de lo que es consciente o inconsciente. Y aparece la comunicación no verbal, con un contenido comunicativo a veces más grande que el de las palabras, porque es más espontaneo.

Si no todos reaccionamos igual delante de un mismo hecho, ¿es más difícil aplicar unos parámetros generales en la PNL?

Sí y no. Primero de todo hay estrategias, un conjunto de operaciones internas que cuando las ponemos en marcha las personas, funcionan en algunos casos. Aprendiendo cuales son los elementos clave que hacen que alguien sea muy bueno en comunicación, puedo modelar lo mismo. Imaginemos una estrategia de motivación: hablo con alguien que se motiva fácilmente y a mi en cambio me cuesta motivarme.

Puedo preguntarle a esa persona que hace para motivarse y quizás es imaginarse que aquello que quiere hacer ya lo ha hecho y lo visualiza. La visualización activa el sistema nervioso.

Modelar es un concepto que utiliza la PNL. ¿Podemos conformar el pensamiento a voluntad?

Cuando modelamos lo que hacemos es entender como se organiza una persona internamente, qué imágenes visualiza, qué pensamientos tiene, qué recuerdos le vienen a la mente…como se habla internamente. Todo esto forma parte de una estrategia. Modelar sería como poner en marcha la misma estrategia: identificarla, aprenderla y probarla. Darnos cuenta que cuando hacemos las cosas de aquella manera, conseguimos un resultado.

¿Como hace la PNL para estudiar las pautas de comunicación de una persona?

De forma directa o indirecta. Hay un lenguaje que es muy instintivo, el de los ojos. Lo que conocemos como accesos oculares. Por ejemplo, si miro hacia arriba y a la izquierda cuando hablo, es posible que esté conectando con una imagen recordada. Si mis ojos se van hacia la derecha, es posible que piense en cosas que yo he vivido y que puedo cambiar. La misma persona puede no ser consciente que esta haciendo estas operaciones internamente pero una persona entrenada a observar los ojos la puede ayudar a serlo. Esto sería modelar una estrategia.

Habla de la ayuda. ¿Pero hay un momento en que esto lo puede hacer uno mismo sin ayuda?

Sí, cuando hemos aprendido como son estas estrategias, después puedo hacerlo yo sola. Des de la PNL, podemos entrar no solamente en el contenido de la experiencia sino en su formato. Por ejemplo: un recuerdo que me hace daño, que me pone triste cada vez que lo pienso. Si rescato de mi mente la estructura del recuerdo, puedo darme cuenta de como son las imágenes que lo acompañan: ¿hay una luz concreta, un sonido? Todo esto configura una forma de vivir aquella experiencia. Le puedo poner más luz al recuerdo…y quizás no lo siento tan triste. O si esta muy cerca, lo puedo alejar para hacer bajar la intensidad de la emoción. Esto lo hacemos espontáneamente (¿sabe eso de ojos que no ven corazón que no siente?), pero lo podemos aprender: vivir una experiencia en primera persona, de forma asociada, o distanciarnos, de forma disociada. Para poder vivirla de una forma más sencilla.

Qué relación tiene la PNL con el mindfulness, una técnica de meditación que suele irle asociada?

El mindfulness nos propone tomar consciencia de donde ponemos la atención. Es importante el ahora y aquí, estar presentes en lo que estamos haciendo. La presencia es “estoy haciendo realmente lo que tengo delante”. Si estoy presente estoy enfocada, seguramente soy más eficiente. Si no tengo esta práctica puede ser que me distraiga, que empiece a pensar que haré o qué me pasará mañana y dejo de estar presente. Practicar la presencia es saludable. El mindfulness y la PNL se dan la mano. Cuanto más consciente sea de lo que estoy haciendo, más fácil será darme cuenta de la estrategia que tengo y cómo podría modificarla  para vivir una situación mejor. Pero el mundo de hoy nos lleva a una dinámica muy diferente, nos obliga a estar pensando y planificando siempre. Es uno de nuestros grandes retos. En el mundo de hoy que nos esta sobrepasando con información, que nos pide que pensemos y actuemos muy rápido, tenemos que encontrar un espacio para estar silenciosos, presentes. Encontrar un espacio de intimidad con unos mismo, para organizar nuestros pensamientos y sentimientos.

Cuando estudié antropología, lo que me gustó es que este supuesto de la PNL era la base de la antropología: un mismo hecho puede querer decir una cosa en una cultura y otra cosa diferente en otra. No es tan importante cual es mejor….¿mejor comparada con qué? Lo que importa es lo que quiere decir en cada cultura.

¿La PNL se puede utilizar como terapia para determinadas patologías o trastornos?Me parece que se aplica a las fobias…

Una fobia no deja de ser una experiencia intensa de impacto, en un momento determinado. Aquel hecho lo recordaré, me puede quedar muy grabado. ¿Qué podemos hacer desde la PNL? Lo que decíamos antes, disociarnos de ese recuerdo: cambiar la forma del recuerdo, y su manera de vivirlo.

¿Los anclajes también se pueden utilizar para reforzar sentimientos positivos?

Sí, porque igual que hemos vivido una situación de inseguridad, desconfianza o miedo, seguro que también hemos tenido muchas experiencias que nos han conectado con momentos alegres, con orgullo de haber conseguido un propósito…Estos impactos de plenitud que también hemos anclado. Y utilizamos estos recuerdos para facilitar que alguien pueda llegar a acceder a un estado positivo, de sentirse bien. Con mucho respeto, porque no se trata de que sea automático. Se debe de hacer de una forma muy cuidada, pero si la persona puede dejar la intensidad de la emoción, tiene muchos recursos para sentirse mejor. Que sepa responder en lugar de reaccionar. Reaccionar es saltar, responder es activar recursos.

PNL para superar estas situaciones, PNL para afrontar una entrevista de trabajo… Realmente, ¿en tantas cosas nos puede ayudar?

Constantemente nos estamos comunicando, con nosotros mismos y con los demás. Por lo tanto nos puede ayudar en muchas situaciones.

¿Con la psicología se tocan las fronteras? Los ven con una cierta prevención, los psicólogos a ustedes?

La PNL no se estudia solo desde la psicología, porque es comunicación. A mi, como he comentado, me interesaba desde la antropología, desde el punto de vista de las creencias. Para un antropólogo es básico identificar cuales son las creencias básicas sobre las cuales se organiza una cultura, la psicología entra más en el individuo. Conozco psicólogos que utilizan la PNL y otros que no. Tal y como yo lo vivo no son disciplinas que entren en conflicto sino que pueden sumar porque se nutren las unas de las otras. Pero si me pregunta si algunos profesionales lo viven de forma conflictiva? Quizás sí.

Sus detractores dicen que la PNL tiene una base científica escasa…

La PNL empezó intentando entender porque unas personas comunicaban mejor que otras. A base de probar esto y aplicarlo, se formó un cuerpo de prácticas y experiencias que se iban recogiendo. Pasado el tiempo cosas que la PNL  había descubierto en la práctica, se confirmaron por la vía de la neurociencia.

© Copyright – PNL Barcelona. Formación en PNL | Desarrollo WEB – Erick Canale