PSICOMAGIA

Las oportunidades de encontrar poderes más profundos dentro de nosotros aparecen cuando la vida parece más difícil”

 Joseph Campbell 

Hace siete años que imparto cursos de PNL para grupos mixtos de profesionales de ayuda (trabajadores sociales, educadores, monitores, psicólogos) dentro del sistema penitenciario de Cataluña. Sofía Ysasi, una monitora que trabajaba en la Modelo se inspiró en pautas de la PNL aprendidas en los cursos para estructurar algunas sesiones de artes plásticas con diferentes  grupos de reclusos y ha tenido resultados sorprendentes. 

He aquí el resumen de uno de sus trabajos. 

Con un grupo de 8 hombres, empezó con ejercicios de estiramiento y centramiento. Después tomaron consciencia de las sensaciones que surgen del hecho de estar confinado, como son y donde están ubicadas en el cuerpo. 
A continuación Sofía les invitó a colaborar en parejas: por turnos trazar el contorno del cuerpo del otro mientras se reposaba sobre un papel en el suelo. Para muchos eso ya significaba salir de su zona de confort– el hecho de tocar a otro interno. Después les invitó a dibujar/pintar en la parte concreta del cuerpo donde ubican los sentimientos que viven estando en prisión.

Como segundo ejercicio, en una hoja más pequeña les invitó a representar las respuestas a las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que más valoras de ti mismo en la vida en general?

¿Cuáles son tus mejores valores o cualidades?

Y estos son los dibujos que representan lo que más valoran de cada uno en su vida en general:

Para acabar crearon un pasillo con las pinturas. En los dos lados colocaron en el suelo los cuadros de tamaño real de los cuerpos. Cada artista se puso delante de su pintura y entonces uno por uno, cada persona pasaba por el túnel, escuchando al oído palabras de ánimo susurradas por sus compañeros.

El final del pasillo representaba la libertad y allí fueron a buscar sus cuadros que representan sus valores. A continuación transformaron los cuadros de los cuerpos, tapando y  calmando el sufrimiento, a la vez que crearon nuevas imágenes a nivel de identidad.

Los dejaron así toda la noche. El día siguiente hubo un seguimiento. Muchos pudieron hablar abiertamente de sus sentimientos…

Y 2 hombres lloraron por primera vez desde niños así que la monitora invitó a los demás a aplaudir su coraje…

Para mí este ejercicio invoca la belleza y el poder transformador del arte. Trabaja con la imagen en un sentido sistémico aprovechando la psico-geografía del espacio, y prestando atención a la conciencia corporal para crear un ritual con sentido. Un ritual curativo. Invita e induce a la autorregulación, la orientación hacia el núcleo positivo de cada persona, la construcción de nuevas realidades, y un futuro más positivo… Implica la conexión entre el inconsciente creativo, que nos conforma activamente desde dentro, y entre nosotros, y la conciencia de las sensaciones corporales- la inteligencia somática.

La metáfora del artista creativo invita al interno a experimentarse como alguien que se da forma a sí mismo- capaz de mirar una situación bajo una nueva luz y aprender a crear mejor imágenes de ellos mismos y a gestionar sus sentimientos… 

Este mensaje dirigido al inconsciente se cuela a través de un ritual creativo / curativo que involucra la totalidad de la persona, como alguien capaz de recrearse a sí mismo.

Robert Long

Coordinador del Máster en Creatividad con PNL

open

TÉCNICO ONLINE en PNL

Te acercamos la PNL

MÁS INFORMACIÓN