La inteligencia emocional viene determinada por cinco elementos que son esenciales para desarrollar nuestro potencial y habilidades:

  • Conocer nuestras emociones.
  • La autoregulación o gestión de las emociones.
  • La motivación.
  • La empatía.
  • El liderazgo.

El primero y uno de los  más importantes es el reconocer nuestras propias emociones. Ser conscientes de nuestras emociones significa estar atentos a  nuestros estados internos y los estímulos que los provocan. Las personas que tienen la capacidad de gestionar sus emociones de la forma adecuada saben guiar mejor su vida y toman las decisiones con seguridad.

 

Con la Programación Neurolinguística aprendemos a reconocer qué causas disparan determinadas emociones y cómo definir nuestro estado presente así como el que deseamos para nuestro futuro.

© Copyright – PNL Barcelona. Formación en PNL | Desarrollo WEB – Erick Canale